Contadores inteligentes: qué son y en qué me benefician
5 junio, 2014
Cómo sacar el máximo partido al aire acondicionado
4 julio, 2014
Mostrar todo

Disponer de agua caliente en cualquier momento del día sin necesidad de acordarnos  de que no habíamos encendido el calentador cuando ya estamos bajo el agua fría  del gas es una de las mayores ventajas que nos ofrecen los termos eléctricos.

Sin embargo, es importante conocer algunas desventajas de estos aparatos eléctricos.

Una de las principales características de los termos eléctricos es que mantienen el agua caliente en todo momento. En el momento en que la temperatura desciende, se vuelven a poner en marcha para calentarlo de nuevo y mantenerlo a la temperatura adecuada. Esto nos obliga a mantenerlo encendido de forma prolongada, algo que conlleva un gran gasto eléctrico.

¿Se aplica en este caso la leyenda de que encendiendo y apagando un aparato consume más que manteniéndolo encendido de forma permanente? Como en otros muchos casos, se trata de algo totalmente incierto. De hecho, manteniéndolo encendido permanentemente utiliza un 50% más de energía que de forma discontinua.

La explicación es que, una vez el agua está caliente, puede aguantar así durante varias horas y es probable que no lo necesitemos a máxima temperatura para, por ejemplo, darnos una ducha rápida. Por eso, podemos mantenerlo apagado durante un tiempo más o menos prolongado.

Otro de los aspectos a conocer es que para instalar un termo eléctrico en nuestra vivienda debemos contar con una potencia contratada de 6 kW, más el resto que precise la instalación, que puede subir hasta los 10 kW aproximadamente.

Existen dos métodos para ahorrar energía en los termos eléctricos.

El primero de ellos es ser previsores y encender y apagar el calentador para utilizarlo cuando lo necesitemos.

El segundo de ellos, emplear un temporizador que nos permita programar las horas a las que queremos que esté encendido, eligiendo las que más nos convengan.

En la actualidad existen ya en el mercado algunos termos eléctricos con temporizador, aunque su precio es más elevado que el de los tradicionales. Comprar un temporizador externo puede costar entre 15 y 20€.

Con todo ello, aunque los termos eléctricos aportan gran comodidad y nos proporcionan agua caliente al momento, debemos controlar el consumo para no llevarnos un susto cuando nos llegue la factura.

4 Comments

  1. Olga Sanz dice:

    a mi particularmente me parece que si ayudan al ahorro. En mi caso tenia un termo de marca famosa que tenia un consumo bastante elevado y compre hace ya un tiempo un termo de marca Wesen modelo Silver Flat y su potencia es el doble de los demás termos del mercado y lo mejor es que el consumo es bajo mi opinión personal, menor que el que tenia antes. Una sin duda buena compra y este un buen articulo sin duda.

    • Juan Alberto dice:

      tengo un duo de fleck el cual me ha salido bastante malo y voy a mirar la marca que has comentado
      gracias

      • Rosa hernandez dice:

        Hola si me puedes ayudar lo agradecería. Se ha roto el thermo de casa quería poner el fleck pero he visto también el wesen y no se q hacer mi número de móvil es 647401329 si puedes añadir a wassap podría preguntarte q paso .tengo q comprar uno urgentemente. Gracias te lo agradezco…un saludo

  2. Luis Gonzalez dice:

    yo tengo un wesen desde hace bastante tiempo y es bastante bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies