Tipos de calderas: Calderas mixtas para agua caliente sanitaria y calefacción

Tipos de calderas: caldera convencional
5 diciembre, 2014
Las bombillas, decisivas en el ahorro energético
13 enero, 2015

Tu caldera tiene ya una década y crees que ya es hora de sustituirla por otra más moderna y que, a la vez, te ayude a ahorrar en tu factura mensual. ¿Cuál instalo? La respuesta depende de muchos factores, desde el tipo de vivienda, hasta la orientación o la zona en la que vivas.

Una de las soluciones para la producción de agua caliente sanitaria son las denominadas calderas mixtas, que sirven para generar agua caliente sanitaria y calefacción.

Estas calderas pueden tener un acumulador de agua asociado o funcionar como sistemas instantáneos. Estos segundos son los más eficientes ya que no desperdician agua y no sufren el deterioro de los encendidos y apagados.

Entre las ventajas de las calderas mixtas se encuentra la producción de agua caliente y de calefacción desde un mismo equipo y su eficiencia si se trabaja con gas natural. Son, además, equipos muy eficientes que alcanzan rendimientos del 100%, aproximadamente, frente a un 80% de las convencionales. Si les añadimos un termo acumulador reducimos también el consumo de agua y de energía, lo que incrementa la eficiencia del equipo

En cuanto a las desventajas, destaca el desperdicio de agua hasta que se alcanza la temperatura deseada, el mayor número de encendidos y apagados y las limitaciones para abastecer de agua a dos puntos a la vez.

Si vas a instalar uno de los sistemas de producción de agua caliente, procura que sea una caldera de condensación o de baja temperatura de gas natural ya que son las más eficientes ya que permiten regular la temperatura de salida del agua en función de la demanda energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *